EL SISTEMA VESTIBULAR

¿Qué es la estimulación vestibular?

Antes de hablar de la estimulación vestibular, hablaremos de qué es el sistema vestibular, que según la http://www.neuropsicol.org/, es el sistema encargado de regular el sentido del movimiento y del equilibrio.

El equilibrio es el estado por el cual el cuerpo conserva una postura estable contrarrestando la acción de la gravedad.

Para mantener el equilibrio, tres sistemas cooperan en nuestro cuerpo:

  • Sistema del oído interno o sistema vestibular.
  • Sistema visual.
  • Propioceptores: receptores repartidos por todo el cuerpo y que informan de la posición de las articulaciones, músculos, etc.

 

El sistema vestibular

Es uno de los más prematuros sistemas sensoriales que desarrollamos los humanos en el transcurso de la fase prenatal. Este sistema entra en función desde el momento mismo del nacimiento, y su desarrollo adecuado es fundamental para una vida sana y plena.

El sistema vestibular ayuda a nuestro ojo a recibir información para que de esta manera no sintamos los síntomas de opcilosia.

¿Qué es la opcilosia? Es una ilusión óptica o sensación visual de que los objetos están en movimiento u oscilan.

Además, el sistema vestibular, permite la orientación anticipada de la mirada. Una mirada orientada en la dirección de nuestro desplazamiento antes que el resto del cuerpo se oriente.

 

El desarrollo del equilibrio

Dentro de la maduración motriz de los niños, el desarrollo del equilibrio es algo importante a trabajar en ellos, sobre todo cuando empiezan a caminar.

El buen funcionamiento del sentido del equilibrio les ayudará en su día a día. Cuando este sentido funciona bien, no le damos importancia, pero si los niños no andan derechos o no saben estar de pie, entonces encontramos los problemas.

Debemos tener en cuenta que cuando nos hacemos mayores, no tener un buen sentido del equilibrio, puede derivar en problemas como tener torpeza, falta de coordinación de movimientos difíciles, mala evolución de las distancias, nauseas…

 

Estimular el sistema vestibular

Para evitar los problemas que hemos visto en el punto de arriba, podemos trabajar con los niños el sistema vestibular desde que son muy pequeños.

Para ello, fomentaremos los movimientos rotativos, los balanceos, los giros… ayudando así al cerebro de nuestros hijos a organizarse mejor tratando las informaciones sensoriales que contribuyen al equilibrio.

Para estimular el sistema vestibular existen diferentes tipos de estimulación:

  • Actividades de salto, de rebotes (en posición sentado, rodillas o de pie)
  • Actividades de balanceo (rodillas, sentado, acostado boca abajo o boca arriba…)
  • Deslizamientos en toboganes
  • Saltos y rebotes en cojines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *